La emergencia de estas expresiones pone a reflexionar a los empresarios culturales sobre el modo de abordarlos e insertarlos en el mercado tradicional.