El dirigente radical se sumó a la polémica desatada en la UCR, en torno a la condición de refugiado político del ex presidente boliviano.