El Ejército estadounidense desplegó un avión de reconocimiento sobre Corea del Norte por cuarta vez en cinco días para vigilar sus movimientos militares tras las reiteradas pruebas de armas de las últimas semanas.