La derrota consumada de River ante San Lorenzo por Superliga inició la cuenta regresiva en el Monumental, con una fiesta enorme, llena de emociones, shows y despligue audiovisual por el primer aniversario de la obtención de la Copa Libertadores ante Boca en Madrid.