Lo afirmó Mark Esper, secretario de Defensa, después de que Pyongyang anunció ayer que no participará en más “cumbres infructuosas”.