El cineasta estrena “Sinónimos: un israelí en París”, que se llevó el Oso de Oro en Berlín, donde aborda con una mirada particular las problemáticas que atraviesa su país.