El hombre acusado de asesinar a golpes en la cabeza a su ex mujer, cuyo cuerpo fue encontrado en un descampado de la localidad bonaerense de González Catán, reconoció haber estado con la víctima durante la noche previa al crimen pero negó haberla matado, informaron fuentes judiciales.