El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se impuso en las elecciones generales celebradas el lunes, pero sin revalidar la mayoría absoluta y perdiendo el voto popular, tras lo cual dijo que ha “escuchado el mensaje” de los ciudadanos.