La denuncia llegó horas después de que Turquía se declarara lista para iniciar su campaña terrestre contra las FSD, a las que considera una extensión de grupos separatistas kurdos a los que combate en su territorio.