Carlos López Puccio y Jorge Maronna, dos de los miembros fundadores del conjunto humorístico-musical formado en Buenos Aires en 1967, fueron los encargados de explicar el sentido de ese legado.