La vocera de la Comisión Europea negó que la posición haya cambiado: “Queremos un trato. Estamos trabajando para llegar a un acuerdo con el Reino Unido”, aseguró.