El médico legista Werther Aguiar fue condenado a un año y medio de prisión en suspenso, más una inhabilitación por tres años para ejercer cargos públicos.