Más allá de tratarse de una comedia sin demasiadas pretensiones y de plantearse como una obvia fábula, “Yesterday” permite diversas reflexiones acerca del negocio musical y de los contextos históricos y sociales en donde determinados artistas o movimientos culturales hacen su irrupción.