“Lo peor que puede pasar es que los nervios le abran paso a los violentos”, aseguró el candidato a presidente del Frente de Todos.