Con 169 votos a favor de los 308 senadores presentes tras una sesión que duró más de ocho horas, Conte obtuvo el aval que terminó de dar el visto bueno legislativo a su gobierno y formalizar así el nuevo Ejecutivo.