Un hombre armado atacó a múltiples personas en el centro de Sidney, en un incidente que la Policía no consideró “terrorista”, aunque tampoco lo descartó.