La francesa, primera mujer en ser designada jueza principal de una final masculina de una competición europea, dirige en el fútbol de la primera división de su país desde abril.