El film cuenta la historia de Sonia, una habitante de Ingenio Primer Correntino, pero que se replica en muchas familias del interior del país: la realidad de los trabajadores golondrina.