Según lo que establecieron las primeras pesquisas, los delincuentes se escaparon del lugar llevándose una suma no precisada de dinero en efectivo y otros elementos de valor de la propiedad, como algunas joyas y aparatos de electrónica.