La convocatoria surgió de la plataforma Lights for Liberty contra los centros de detención de inmigrantes y el plan de redadas.