El presidente de Brasil dijo que “no” quiere que, ante un eventual cambio de gobierno, “Argentina siga la línea de Venezuela”, y anticipó un posible “roce” con el país en caso de que Alberto Fernández gane las elecciones.