Los acuerdos entre partidos marcaron la constitución de los más de 8.000 municipios de España, ya que muchos alcaldes fueron elegidos gracias a pactos entre diferentes formaciones, en muchos de ellos con el ultraderechista Vox como pieza clave.