Mendoza (corresponsal).- Con un dólar que ronda los 38 pesos, el vino se entusiasma con un mercado exportador en ascenso y que revierta la caída de ventas de los últimos años por retraso cambiario. Fue el punto de partida de la charla con el presidente de Wines of Argentina, el bodeguero Alberto Arizu hijo (Luigi Bosca), en un encuentro con premiados chef norteamericanos invitados por la entidad exportadora para recorrer los distintos terruños y conocer los vinos argentinos.

Arizu dice que las exportaciones y las economías regionales “se ven beneficiadas con un dólar más alto, y está demostrado que el tipo de cambio debe flotar para ser competitivos”. Asegura que Argentina “no se puede dar el lujo de sostener un tipo de cambio barato”, pero repara en las complicaciones de un megadevaluación: “No significa que están bien estas maniobras bruscas devaluatorias. Tenemos que lograr competitividad en una economía sustentable a largo plazo. El verdadero problema de Argentina es la inflación y, a los que estamos en esta industria, en particular, nos preocupa las altas tasas de interés”.

En 2017, se exportaron 756 millones de dólares en vinos fraccionados, lejos de la meta de 1.100 millones conseguida en 2011 y los 2 mil millones que se proyectaban vender para el año 2020. Sin embargo, Arizu dice que a partir de la suba del dólar se ha recuperado volumen de venta y este año podría terminar por encima del nivel del año pasado.

El diagnóstico del ejecutivo de Luigi Bosca es que: “Argentina atraviesa una situación macroeconómica delicada. Tiene que concentrarse en resolver la inflación, tratar que la tasa de interés empiece a bajar rápidamente y que el tipo de cambio sea el que tenga que tener un país como la Argentina y tiene que flotar”. Sobre las retenciones a las exportaciones, dijo que “no es una noticia feliz” y que “no le debe haber sido fácil al Gobierno anunciarlo”, pero que había que hacerlo para solucionar los problemas macroeconómicos y reducir el déficit fiscal.

Nuevos mercados

Estados Unidos sigue siendo el mercado número uno del mundo para la exportación de vinos: “Es también el principal mercado para la Argentina, pero no el único al que queremos apuntar”, dijo Arizu, más allá de reconocer que esperan ansiosos al presidente estadounidense Donald Trump –vendrá para el G20- para convencerlo que pruebe el Malbec argentino (Trump tiene su propia bodega en el estado de Virginia).

El presidente de WofA enumeró los principales mercados para los vinos argentinos más allá de Estados Unidos. Mencionó a China, como el único país del mundo que puede deparar un futuro significativo y permitir crecer a tasas importantes, como le ocurrió a Chile y Australia. “En China tenemos que hacer un gran trabajo e invertir. Le vendemos 23 millones de dólares, mientras Chile le vende 200 millones”. Otros destinos prioritarios son: Canadá, Brasil, el Reino Unido (segundo en ventas para los vinos argentinos) y México.

Respecto a cómo competir con los vinos de Chile que tienen tasa cero y tratados de libre comercio con los principales mercados mundiales, mientras Argentina paga una tasa arancelaria del 16%, Arizu opinó: “El tema arancelario es una estrategia importante, pero no debería ser una traba para crecer, como lo hicimos hasta 2012”. Contó el caso de las ventas a Brasil, donde existe arancel cero, y en los últimos años, se ha perdido mercado por una mala estrategia. Y adelantó que espera que podamos lograr un avance con países como México, donde hay negociaciones para reducir los aranceles.

Wines of Argentina encara una nueva etapa exportadora. “La Argentina tiene mucho más que Malbec y ha logrado multiplicar sus variedades y terruños”, dice el presidente de la entidad. Destaca que hay diversidad varietal y una gran extensión territorial con cada vez más zonas desde la Costa Atlántica, planicie, Patagonia, valles áridos, zonas de montaña de casi 3000 metros de altura y muchos otros. “La segunda etapa para ganar mercados siempre es más sofisticada y compleja, pero partimos de la base de que es el producto argentino más repartido en el mundo”, dice Arizu. Y destaca: “Llegamos a 126 países del mundo con 400 bodegas exportadores. No existe otro producto, ni la carne, ni el fútbol, ni el tango, que tenga tanta presencia en países del mundo como el vino”.

Chefs de EE.UU., malbec argentino

Dentro de la estrategia de promoción del vino argentino en el mundo, WofA y bodega Casa Vigil presentaron, el jueves último, el evento solidario “Sharing Vino. Feeding Dreams”, que unió al vino argentino, la gastronomía y el arte con un objetivo común: colaborar con el Cuerpo de Voluntarias del hospital Notti, la institución pediátrica más importante de Cuyo.

La asociación de mujeres, que desde hace 50 años brinda ayuda y contención a los niños internados y sus familias, recibió un total recaudado de $ 286.920, por la venta de entradas y de la subasta de vinos y obras de arte que se realizó sobre el final de la velada.

En el encuentro se montaron diversas estaciones de comida con platos elaborados por cinco cocineros estadounidenses ganadores del concurso de Star Chefs que premió a las mejores recetas originales maridadas con vino argentino. “Un pez espada con una salsa de chorizo colorado, almendra, cilantro e hinojo; un canelón de moflete de vaca, mondongo, ensalada de nabos y langostinos y una pasta rellena con forma de donas”, describe el coordinador de cocina de Casa Vigil, Federico Pettit, que reunió a reconocidos chefs mendocinos para intercambiar experiencias de la gastronomía del vino con los chefs visitantes.

Los asistentes, que pagaron $1.500 cada entrada, probaron vinos de Andeluna, Bodegas Bianchi, Doña Paula, El Enemigo, Luigi Bosca, Melipal, Riglos, Rutini, Susana Balbo, Trapiche y Vicentin, y disfrutaron de una barra con cócteles de autor a base de vinos. Hubo una subasta de botellas de colección que obtuvieron +90 puntos en el concurso Argentina Wine Awards 2017, organizado por WofA,y obras de los artistas mendocinos Osvaldo Chiavazza, Laura Rudman, Leandro Pintos, Cecilia Prato, Renata Würschmidt, Fernando Jereb y piezas provistas por Mandrágora Galería de Arte.

Sobre la iniciativa, Arizu indicó que, “desde WofA buscamos que cada acción que hacemos tenga un impacto local. Estamos muy felices de poder colaborar con este grupo de mujeres que realiza una tarea tan noble para nuestra sociedad”.

Fuente: http://www.clarin.com/economia/alberto-arizu-vino-producto-argentino-presencia-mundo_0_eCLgOsT85.html


Compartir:

Dejanos tu comentario